El éxito de Cobra Kai acaba con el reino de dos series míticas

Hay cosas que uno no se espera. Por ejemplo, nadie podía pensar que la Karate Kid de 1984 original volvería con Ralph Macchio retomando el papel de Daniel LaRusso, el chaval que no tenía ni idea de karate y que se convertía en el mejor de su deporte con la ayuda del señor Miyagi (el icónico y fallecido Pat Morita). El actor Ralph Macchio, que tenía veintitrés años cuando se estrenó la primera película de la franquicia, vuelve a sus cincuenta y ocho años para interpretar otra vez a Daniel LaRusso, pero de esta vez el galán de la historia es otro. Basándose en el personaje de Johnny Lawrence, el eterno enemigo del alumno del señor Miyagi y rival en la final del campeonato de 1984 Robert Mark Kamen co-creador de Karate Kid decide dar continuidad a la historia, pero desde la mirada de los temidos Cobra Kai. En sí mismo Johnny Lawrence es una bala perdida que tiene un hijo al que apenas conoce, carece de oficio ni beneficio, es un amargado y se pasa el día bebiendo. Vive literalmente en la sombra de lo que podía haber sido mientras que Daniel LaRusso acabo teniendo una vida perfecta y dinero a borbotones. No obstante, la cosa cambia cuando se cruza por su camino un adolescente llamado Miguel,interpretado por el actor ecuatoriano Xolo Maridueña, que no es precisamente el chico más popular de su instituto.

Es en ese instante cuando la trama toma forma y Johnny Lawrence se da cuenta que podría ejercer de maestro de Karate para una nueva hornada de jóvenes y cuando renace de sus cenizas el antiguo y desaparecido estudio Cobra Kai y este empieza a reeducar a los nuevos jóvenes inadaptados de la zona. Pero esta aventura empresarial también le mete otra vez en una clara rivalidad con Daniel LaRusso quien se volvió arrogante, mezquino, agrio y un rico acomodado. Con los derechos de Karate Kid en poder del actor Will Smith a Jason Hurwitz, Hayden Schlossberg y Josh Heald le interesaban contar qué había sido de los personajes años después del famoso torneo de ALL VALLEY Pero no tenían los derechos de explotación y aunque la idea estaba de nada serviría sin los protagonistas de la película original. Por ello decidieron reunirse con el actor y cuñado de Will Smith Caleeb Pinkett para presentarle la propuesta que no solo termino convenciendo a Pinkett, sino que enseguida se pusieron a trazar una estrategia en la cual se incluiría Jerry Weintraub productor de la película original y a Sony Picture. Los acuerdos establecidos ahora tocaban convencer a los protagonistas y aunque ya se contaba con William Zabka el pactar con Ralph Macchio era algo prácticamente imposible. Finalmente, tras horas de conversaciones y días sin saber nada de Ralph Macchio, el intérprete de Daniel LaRusso aceptará retomar el papel. Con todo atado, lo único que faltaba era encontrar una casa. Y aquí entra YouTube, que estaba buscando entrar en las series de ficción originales para usuarios de pago. De hecho, en 2018 dicha plataforma catapulto aquel proyecto tan soñado por Jason Hurwitz, Hayden Schlossberg y Josh Heald a formato de serie web dramática previamente titulada “Cobra Kai” cuya producción ejecutiva presidia Will Smith.

Cuando “Cobra Kai” llego a Netflix era una mera formalidad. No obstante, nadie se esperaba el éxito que la serie obtuvo. A pesar de que Cobra Kai ya tenía una buena dosis de popularidad gracias a la aclamación de la crítica, la prensa que le había dado YouTube no se acercaba ni de lejos al alcance de las campañas de marketing de Netflix. Ahora, la serie ha llegado a la plataforma desbancando sin piedad a “Lucifer”, que ostentaba el primer puesto entre los programas más vistos dentro del catálogo de Netflix. La serie desbancada por Cobra Kai se centraba en Lucifer Morningstar, un ángel hermoso y poderoso que fue expulsado del cielo por traición. Reconvertido en gerente de un club nocturno su vida monótona le aburre de tal manera que provoca el caos por donde pasa con un toque de humor satírico. Hasta que consigue involucrase en casos de asesinatos junto a la detective Chloe Decker y tras haber resueltos varios casos de homicidio se convierte en consultor de la policía de los Ángeles. Con el tiempo conformen avanza la trama de la serie varias amenazas celestiales y demoníacas llegan a la ciudad al mismo tiempo que una historia de amor ya latente entre ambos protagonistas desde el momento uno se desarrolla prácticamente a final de la sexta y última temporada. Claramente el productor neoyorquino Tom Kapinos quemó el argumento de la serie provocando en el espectador el temido empacho televisivo. Cuando nos ponemos a escribir el borrador de un guion ya sea para televisión o el cine se debe presentar la trama y personajes principales con claridad y sencillez.

Y seguidamente buscar el tono y una atmósfera en la que evoluciona del protagonista para tan solo después perfilar los llamados personajes finales teniendo siempre presente los distintos elementos que conlleva la historia en sí misma. Una historia no puede existir sin estructura, sin escenas colocadas siguiendo un orden lógico y emocional. No obstante, el éxito de Cobra Kai reside en la simplicidad lógica del guión enfocado desde la interrogación de ¿qué había sido de los personajes treinta años después del famoso torno? Torneo en el cual todo sea dicho la famosa patada de grulla que usa el personaje de Daniel LaRusso es totalmente ilegal. La serie que en esencia es la continuidad presente del largometraje de Karate Kid destronó inclusive a la aclamada “Casa de Papel” de Álex Pina de una forma fulminante. Evidentemente, el componente nostálgico que supone revivir algo tan arraigado a la cultura pop como Karate Kid es sinónimo de éxito o al menos de curiosidad asegurada. Sin embargo, Cobra Kai es mucho más que una serie nostálgica.

LaFabricadelCine | Sb Jr.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!